LA MUJER

Isis

LA MUJER Y LA DIOSA MADRE, EL ANIMA MUNDI DEL UNIVERSO

La cultura Gnóstica tiene un especial concepto acerca de la Mujer, ese Eterno Femenino del cual han surgido los hombres, los planetas y galaxias; es la misma Madre Tierra, quien  ha sido venerada y respetada en muchísimas grandes culturas.

Todos los conceptos que se le han dado a la Diosa Madre del mundo, en distintas épocas y culturas, encierran todos ellos, los misterios de la creación, de  la procreación, de la maternidad, de la fertilidad, entre otros.

El eterno femenino es aquella fuerza maravillosa que nos ha dado la vida, y es la mujer quien es la fiel representante de la Madre Universal.

MadreEl Eterno Femenino, DIOS-MADRE, “es el ALMA DEL UNIVERSO” como decía Platón; es el ÁNIMA-MUNDI, crucificada en el planeta Tierra.

A continuación transcribimos un capitulo del libro de Juan Capasso: “El camino del Hombre autentico” en el cual nos habla de los misterios de la mujer.

… Nuestro Ser posee dos almas: una femenina y otra masculina. La femenina es conocida como Budhi; la masculina, con el nombre Manas.

El maestro Samael explica en uno de sus libros que mientras Manas se debate en el mundo tridimensional, luchando sin descanso para tratar de alcanzar la perfección o por lo menos la regeneración, Budhi juega en los mundos internos, se alegra de su hermoso estado y vive en plena armonía.

En nuestras reflexiones, hechas a la luz de la lógica esotérica, hemos llegado a la conclusión que la mujer posee la misma expresión del Alma divina, capaz de vivir en un mundo menos denso, en comparación con el hombre, con la hermosa ventaja de poseer un mayor impulso, para seguir adelante en el Trabajo Espiritual…

…Sabemos que la mujer ha sido maltratada continua e inexorablemente a través de los siglos. Se le ha tratado injustamente, se ha abusado cruelmente de ella y tal vez por eso, algunas han manifestado equivocadamente, que es un karma haber nacido con cuerpo femenino.

La mujer, en los actuales tiempos, se encuentra todavía con algunas desventajas frente a la sociedad, porque el hombre así lo ha propiciado, por medio de la maldad, la crueldad y la sed de mando encarnada en su paso por la vida tridimensional del planeta…

…A pesar de los innumerables atributos que la caracterizan, la mujer ha sido considerada por muchos milenios, como inferior al hombre; motivo por el cual, ella se pregunta continuamente cual es la causa de este desagradable destino.Egipto

Al respecto, queremos manifestar que en las épocas antiguas, en la Era de Oro, cuando se iniciaba nuestra Raza, la mujer era considerada una Diosa…

…La actual Raza Aria se encuentra en la Era del “Kali-Yuga”, ya pasó por la Edad de Oro, por la de Plata y la de Bronce; ahora esta viviendo la ultima etapa, el Invierno, la Edad de Hierro.

Indudablemente, cuando la raza actual se encontraba en la Edad de Oro, los hombres y las mujeres vivían dentro de un equilibrio extraordinario. En esa época no existía lo tuyo, ni lo mío, lo bello ni lo feo; lo malo ni lo bueno.

En esa Era, que duró varios miles de años, la mujer era verdaderamente venerada por los hombres y por las demás mujeres, porque todos reconocían sus virtudes.

¿Quien podía negar el hecho de que la mujer es quien crea?, ¿Quien podría dudar que el simbolismo de la mujer es la madre cósmica, la cual gesta en su vientre a todos los planetas, sistemas solares, galaxias y al mismo universo?.

¿Quien podría objetar que en el vientre de una mujer  se gesta una criatura humana, con la oportunidad de auto realizarse? ¿Quien podría dudar que si no fuera por una mujer, la cual posee especiales atributos internos, no se lograría jamás el nacimiento del Cristo Intimo en el corazón del hombre, y por su puesto, de la mujer?

En la Era de Oro las mujeres poseían un alto nivel Iniciático, ellas profetizaban junto a los sacerdotes y realizaban los actos litúrgicos en los Templos Sagrados; esas mujeres jamás pensaron, ni por un solo instante que ser mujer era un karma.

GeaSin embargo, después de esos varios miles de años, en los cuales la mujer fue venerada, vino la edad de plata, donde a pesar que todavía el ser humano poseía la Conciencia despierta, ya su brillo comenzaba a opacarse.

La mujer seguía siendo respetada; pero, ya no venerada; había empezado a ocultar su nivel, esa es la Ley, lamentablemente, pero todavía la existencia era considerada maravillosa.

Después de la Era de Plata, empezó la de Bronce, como representación del otoño en las cuatro estaciones, durante la cual el hombre, quien posee un cuerpo físico más fuerte al de la mujer, comenzó a someterla.

El trato usado con la mujer en la edad de bronce era aceptable todavía, pero cuando llego la de Hierro, en la cual estamos viviendo, se comenzó a abusar de ella en forma desmesurada.

A partir de esa época, todos estamos pagando las consecuencias del terrible Karma que ha envuelto a la humanidad por completo.

A causa de esos abusos, vinieron las enfermedades, las guerras, las disensiones, los problemas políticos, limítrofes, sociales, económicos y todas las complicaciones que existen en nuestro afligido mundo.

Este fenómeno se procesa por medio de la Ley de Causa y Efecto y se repite en todas las razas, donde aparecen los dos extremos: en la era de oro la mujer es venerada, en la era de hierro es vejada y maltratada; en la era de plata la mujer es respetada, en la de bronce es casi ignorada.

Es esencial aprovechar los actuales momentos, en los cuales estamos comenzando una Era de Luz, la Era de Oro de una nueva raza, cuando en el planeta algunos grupos empiezan ya a tener un cierto respeto hacia la mujer, para hacer un gran esfuerzo con la finalidad de levantarse del lodo de la tierra, como dice el Venerable Maestro Samael y hacer la Obra para auto realizarse, ganando así el derecho de pertenecer en el futuro mediato,  a una nueva progenie humana, una nueva raza de tipo superior y vivir en una sociedad donde la mujer ocupe nuevamente el lugar que le corresponde.

La mujer Gnóstica debe ganarse ante su ser interno, los meritos correspondientes que le permitan avanzar en su condición y en el rol que desempeña, para que algún día, cuando alcance un nivel Iniciático superior, sea respetada y venerada.”

Juan Capasso, “El camino del hombre autentico”. Extracto del capitulo 8  “Los enigmas de la mujer”

Madre y su hijo en diferentes culturas.

 

2 comentarios

  1. Hermoso e interesante artículo.

  2. Excelente artículo, mi más sentidas felicitaciones. Indiscutiblemente debemos construir una raza superior, un mundo armónico en pos del amor, la vida y la feminidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s